Resumen sobre Piense y Hágase Rico, Napoleon Hill

El libro que te enseña como ser millonario, los secretos de las mentes millonarias y cómo mantener esa prosperidad.

¡Todos los logros, todas las riquezas obtenidas, tienen su comienzo en una idea!

==========

“Los pensamientos son cosas”, cosas muy poderosas, cuando se combinan con un propósito definido, perseverancia, y un deseo ardiente para que se traduzcan en riquezas

==========

Cuando alguien desea realmente algo de un modo tan profundo, que está dispuesto a apostar todo su futuro en una sola carta con el fin de conseguirlo, seguramente lo conseguirá

==========

¡Qué historia tan diferente tendrían para contar algunos hombres si sólo adoptaran un propósito definido, y perseveraran en él hasta que se convirtiera en una obsesión que lo consuma todo!

==========

Una de las causas más comunes del fracaso es el hábito de claudicar cuando nos sentimos superados por la derrota temporal.

==========

El hombre extrajo millones de dólares en mineral de la mina, porque supo buscar asesoramiento antes de darse por vencido.

==========

Más de 500 de los hombres más exitosos en la historia de este país le contaron al autor que su mayor éxito ocurrió sólo un paso más allá del punto en el que la derrota se había apoderado de ellos.

==========

Creemos absurdamente que nuestras propias limitaciones son la justa medida de las limitaciones.

==========

Cuando el tío llegó al lugar donde estaba la niña, esta se adelantó rápidamente un paso, lo miró a los ojos y le gritó con su voz chillona: —¡Mi mamá necesita esos cincuenta centavos! El tío se detuvo y la miró durante un minuto. Luego, puso lentamente la duela de barril en el suelo, se echó la mano al bolsillo, sacó medio dólar y se lo dio.

==========

Henry Ford tuvo éxito, porque entendió y aplicó los principios del éxito. Uno de ellos es el deseo: saber lo que uno quiere.

==========

Nuestros cerebros se magnetizan con los pensamientos dominantes que tenemos en nuestras mentes,

==========

Creó un plan para alcanzar ese propósito. Se mantuvo firme en su deseo hasta que esté se convirtió en la obsesión dominante de su vida y, finalmente, en un hecho.

==========

Toda persona que triunfe en cualquier empresa debe estar dispuesta a quemar sus naves y a cortar todas las fuentes de retirada. Sólo así puede uno estar seguro de mantener ese estado mental conocido como un ardiente deseo de ganar, que es esencial para el éxito.

==========

Pero desear la riqueza con un estado mental que se convierte en una obsesión, planear las formas y los medios definidos para adquirirla y ejecutar esos planes con una perseverancia que no acepte el fracaso, atraerá la riqueza.

==========

El método por el cual el deseo de riquezas se puede transmutar en su equivalente financiero consiste en seis pasos concretos y prácticos, que son los siguientes: PRIMERO.  Determine en su mente la cantidad exacta de dinero que desea. No basta con decir simplemente: “Quiero mucho dinero”. Defina la cantidad exacta. (Hay una razón psicológica para esta precisión, que describiré en un capítulo posterior). SEGUNDO.  Determine exactamente lo que se propone dar a cambio del dinero que desea. (No se recibe “algo por nada”.) TERCERO.  Establezca una fecha definida en la que se proponga poseer el dinero que desea. CUARTO.  Cree un plan preciso para llevar a cabo su deseo, y empiece de inmediato, bien sea que esté preparado o no para poner este plan en acción. QUINTO.  Escriba una declaración clara y concisa de la cantidad de dinero que se propone conseguir, anote la fecha límite para esta adquisición, señale aquello que se propone dar a cambio del dinero y describa claramente el plan a través del cual se propone acumularlo. SEXTO.  Lea su declaración escrita en voz alta, dos veces al día, una vez antes de acostarse, y después de levantarse por la mañana. Mientras lee, mírese, siéntese y créase ya en posesión del dinero.

==========

El estado mental debe ser la creencia, y no la mera esperanza o el deseo.

==========

“Nuestras únicas limitaciones son las que hemos creado en nuestras propias mentes”.

==========

El deseo respaldado por la fe empujó a un lado la razón, y me inspiró a seguir adelante.

==========

Todo logro, sin importar cuál sea su naturaleza o finalidad, debe comenzar con un deseo intenso y ardiente por algo concreto.

==========

Cualquier impulso de pensamiento que le sea transmitido varias veces a la mente subconsciente, es aceptado e influye en la mente subconsciente, la cual procede a traducir ese impulso en su equivalente físico mediante el procedimiento más práctico que esté a su alcance.

==========

Para que este “engaño” sea más realista, compórtese como lo haría si estuviera ya en posesión del objeto material que pide cuando recurre a su mente subconsciente.

==========

¡La fe es el “elixir eterno” que le da vida, poder y acción al impulso del pensamiento!

==========

FORMULA DE LA CONFIANZA EN SÍ MISMO

==========

PRIMERO.  Sé que tengo la capacidad de lograr el objeto de mi Propósito Definido en la vida; por lo tanto, exijo de mí mismo acción perseverante y continua hacia su consecución, y aquí y ahora prometo ejecutar tal acción.

==========

SEGUNDO.  Comprendo que los pensamientos dominantes de mi mente se reproducirán en la acción física y exterior, y se transformarán gradualmente en la realidad física; por lo tanto, concentraré mis pensamientos durante treinta minutos diarios a la tarea de pensar en esa persona que tengo la intención de convertirme, creando en mi mente una clara imagen mental de esa persona.

==========

TERCERO.  Sé que por medio del principio de la autosugestión, cualquier deseo que abrigue con perseverancia buscará expresarse a través de algunos medios prácticos para alcanzar el objeto que haya tras él; por lo tanto, dedicaré diez minutos diarios a exigir a mí mismo desarrollar la confianza en mí mismo.

==========

CUARTO.  He escrito con claridad una descripción de mi Propósito Definido en la vida, y no dejaré de intentarlo hasta haber desarrollado la suficiente confianza en mí mismo para alcanzarlo.

==========

QUINTO.  Soy plenamente consciente de que no hay riqueza o posición que dure mucho tiempo si no se construye sobre la base de la verdad y la justicia; por lo tanto, no me comprometeré con ninguna acción que no beneficie a todos a los que afecte. Tendré éxito en atraer a mí las fuerzas que deseo emplear, y la cooperación de otras personas. Induciré a otros a servirme debido a mi deseo de servir a los demás. Eliminaré el odio, la envidia, los celos, el egoísmo y el cinismo, al cultivar el amor por toda la humanidad, porque sé que una actitud negativa hacia los demás nunca me dará el éxito. Haré que los demás crean en mí porque creeré en ellos y en mí mismo.

==========

Las batallas de la vida no siempre favorecen al hombre más fuerte o más rápido, Pero tarde o temprano, el hombre que gana ¡Es el hombre que piensa que puede hacerlo!

==========

Su mente subconsciente reconoce y actúa sólo sobre los pensamientos que han sido bien combinados con la emoción o el sentimiento.

==========

La acumulación de grandes fortunas requiere de poder, y el poder se adquiere a través de un conocimiento especializado altamente organizado y dirigido de forma inteligente, pero el conocimiento no tiene que estar necesariamente en posesión del hombre que acumula la fortuna.

==========

El conocimiento no atraerá dinero, a menos que sea organizado y dirigido con inteligencia por medio de planes de acción prácticos, al objetivo definido de la acumulación de dinero. La falta de comprensión de este hecho ha sido una fuente de confusión para millones de personas que creen equivocadamente que “el conocimiento es poder”.

==========

Tenga información precisa con relación a fuentes confiables de conocimiento. Las más importantes son: (a)  Su experiencia y educación (b)  La experiencia y educación disponibles a través de la cooperación con los demás (alianza del “equipo de trabajo”) (c)  Los colleges y las universidades (d)  Las bibliotecas públicas (a través de libros y revistas en los que puede encontrarse todo el conocimiento disponible) (e)  Cursos de formación específica (a través de las escuelas nocturnas y escuelas de estudio en el hogar, en particular)

==========

Determine en primer lugar el propósito para el cual quiere el conocimiento que está buscando, y luego averigüe con fuentes confiables dónde puede obtener este conocimiento en particular.

==========

La persona que deja de estudiar simplemente porque ha terminado la escuela está condenada para siempre a la mediocridad, sin importar cuál sea su vocación. El camino del éxito es el camino de la búsqueda continua del conocimiento.

==========

Que ascendemos a posiciones altas o permanecemos abajo, debido a unas condiciones que podemos controlar si así lo deseamos.

==========

Recuerde: la idea es lo más importante. El conocimiento especializado se puede encontrar a la vuelta de la esquina; ¡de cualquier esquina!

==========

La imaginación creativa funciona de forma automática, tal como se describe en las páginas siguientes. Esta facultad sólo funciona cuando la mente consciente está vibrando a un ritmo muy rápido, como por ejemplo, cuando la mente consciente es estimulada por medio de la emoción de un deseo fuerte.

==========

“Donde hay una voluntad, hay una manera”.

==========

Reconoció, como todos los que tienen éxito en la vida, que un propósito definido es el punto de partida desde el cual se debe comenzar.

==========

El procedimiento natural hubiera sido rendirse y claudicar diciendo: “Ah, bueno, mi idea es buena, pero no puedo hacer nada con ella, porque no puedo conseguir el millón de dólares que necesito”. Eso es exactamente lo que habrían dicho la mayoría de las personas,

==========

Si usted es uno de los que cree que el trabajo duro y la honestidad traerán riquezas por sí solos, ¡Dios nos libre! ¡Eso no es cierto! ¡Las riquezas, cuando llegan en grandes cantidades, no son el resultado de un trabajo duro! Las riquezas vienen, si es que lo hacen, en respuesta a demandas concretas, basadas en la aplicación de principios definidos, y no por suerte o casualidad.

==========

La historia de prácticamente cada una de las grandes fortunas comienza con el día en que un creador de ideas y un vendedor de ideas se unieron y trabajaron en armonía.

==========

(a)  Alíese con tantas personas como necesite para la creación y ejecución de su plan o planes para la acumulación de dinero, haciendo uso del principio del “equipo de trabajo” que se describe en un capítulo posterior. (El cumplimiento de esta instrucción es absolutamente esencial. No olvide esto). (b)  Antes de conformar su “equipo de trabajo”, determine cuáles ventajas y beneficios les puede ofrecer a los miembros individuales de su grupo a cambio de su cooperación. Nadie trabajará indefinidamente sin alguna forma de compensación. Ninguna persona inteligente solicitaría o esperaría tampoco que otra trabajara sin recibir una compensación adecuada, aunque no siempre sea en forma de dinero. (c)  Prepárese para reunirse con los miembros de su “equipo de trabajo” al menos dos veces por semana, y más a menudo si es posible, hasta que hayan perfeccionado el plan necesario, o planes, para la acumulación de dinero. (d)  Mantenga una armonía perfecta con cada miembro de su “equipo de trabajo”. Si no sigue esta instrucción al pie de la letra, es probable que fracase. El principio del “equipo de trabajo” no se puede lograr sin una armonía completa.

==========

El hombre más inteligente no puede tener éxito en la acumulación de dinero, ni en ninguna otra empresa, si no tiene planes que sean prácticos y viables. Tenga en cuenta esto, y recuerde que cuando los planes fallan, la derrota temporal no es un fracaso permanente. Significa únicamente que sus planes no han sido lo suficientemente sólidos. Haga otros planes y empiece de nuevo.

==========

Ningún hombre es derrotado a menos que se rinda en su propia mente.

==========

Los siguientes son factores importantes del liderazgo: El valor inquebrantable basado en el conocimiento de sí mismo y de su ocupación. Ningún seguidor quiere ser dominado por un líder que carezca de auto-confianza y de valor. Ningún seguidor inteligente será dominado durante mucho tiempo por un líder como ése. El autocontrol. El hombre que no puede controlarse a sí mismo no podrá controlar a los demás. El autocontrol es ejemplo para los seguidores, pues los más inteligentes lo emularán. Un gran sentido de la justicia. Sin un sentido de la equidad y de la justicia, ningún líder podrá comandar y mantener el respeto de sus seguidores. Precisión en las decisiones. El hombre que vacila en sus decisiones demuestra que no es seguro de sí mismo, y no podrá guiar a otros exitosamente. Precisión en los planes. El líder exitoso debe planear su trabajo, y trabajar en su plan. Un líder que actúe basado en suposiciones y sin planes definitivos prácticos es comparable a un barco sin timón: tarde o temprano encallará. El hábito de hacer más de lo que le corresponde. Uno de los sacrificios del liderazgo es tener la voluntad, por parte del líder, para hacer más de lo que requiere de sus seguidores. Una personalidad agradable. Ninguna persona desordenada y descuidada puede ser un líder exitoso. El liderazgo exige respeto. Los seguidores no respetarán a un líder que no tenga un alto grado de todos los factores propios de una personalidad agradable. Simpatía y comprensión. El líder exitoso debe ser compasivo con sus seguidores. Adicionalmente, debe entenderlos a ellos y a sus problemas. El dominio de los detalles. El liderazgo exitoso exige el dominio de los detalles propios de la posición del líder. Disposición para asumir toda la responsabilidad. El líder exitoso debe estar dispuesto a asumir la responsabilidad por los errores y las deficiencias de sus seguidores. Si trata de desviar esta responsabilidad, dejará de ser un líder. Si uno de sus seguidores comete un error y se muestra incompetente, el líder deberá asumir que es él quien ha fallado. Cooperación. El líder exitoso debe entender y aplicar el principio del esfuerzo cooperativo, y ser capaz de inducir a sus seguidores a hacer lo mismo. El liderazgo exige poder, y el poder exige cooperación.

==========

Llegamos ahora a las principales fallas de los líderes que fracasan, ya que es tan importante saber qué no hacer como saber qué hacer. Incapacidad para organizar detalles. El liderazgo eficiente requiere de la capacidad para organizar y controlar los detalles principales. Ningún líder genuino está “demasiado ocupado” como para no hacer cualquier cosa que pueda ser requerida de él en su calidad de líder. Cuando un hombre, independientemente de que sea un líder o un seguidor, admite que está “demasiado ocupado” como para cambiar sus planes o para encargarse de cualquier emergencia, estará admitiendo su ineficiencia. El líder exitoso debe ser el dueño y artífice de todos los detalles relacionados con su posición. Esto significa, por supuesto, que debe adquirir el hábito de delegar detalles a subalternos capaces. Falta de voluntad para prestar un servicio humilde. Los líderes verdaderamente grandes están dispuestos, cuando la ocasión lo requiera, para realizar cualquier tipo de trabajo que se le pida a otra persona. “El más grande entre vosotros será el sirviente de todos” es una verdad que observan y respetan todos los líderes capaces. La expectativa de una retribución por lo que “saben”, en lugar de lo que hacen con lo que saben. El mundo no les paga a los hombres por lo que “saben”, sino por lo que HACEN, o inducen a hacer a otros. El miedo a la competencia de los seguidores. El líder que teme que uno de sus seguidores pueda tomar su posición, seguramente verá que tarde o temprano su temor será una realidad. El líder capaz entrena a suplentes a quienes podrá delegar, a voluntad, cualquiera de los detalles de su posición. Sólo de esta manera podrá multiplicarse y prepararse un líder para estar en muchos lugares y prestar atención a muchas cosas al mismo tiempo. Es una verdad eterna que los hombres reciben más paga por su habilidad para hacer que los demás trabajen de lo que podría ganar por sus propios esfuerzos. Un líder eficiente puede, a través de su conocimiento de su trabajo y del magnetismo de su personalidad, aumentar en gran medida la eficiencia de los demás, e inducirlos a prestar un mejor servicio de lo que podrían hacerlo sin su ayuda. La falta de imaginación. Sin imaginación, el líder es incapaz de superar las emergencias y de crear planes para guiar a sus seguidores de manera eficiente. El egoísmo. El líder que reclama todo el crédito por el trabajo de sus seguidores seguramente se enfrentará al resentimiento. El verdadero líder no reclama ninguno de los honores. Él está contento de que cuando haya honores, estos vayan a sus seguidores, porque él sabe que la mayoría de los hombres trabajan más para recibir elogios y reconocimientos, que por el simple dinero. La falta de moderación. Los seguidores no respetan a un líder que no sea moderado. Por otra parte, la falta de moderación, en cualquiera de sus formas, destruye la resistencia y la vitalidad de todos los que sucumben a ella. La deslealtad. Esta debería ser quizá la primera causa de la lista. El líder que no es fiel con su empresa, con sus asociados, con quienes están arriba y abajo de él, no podrá mantener su liderazgo por mucho tiempo. La deslealtad señala que somos menos que el polvo de la tierra, y hace caer sobre nuestra propia cabeza el desprecio que merecemos. La falta de lealtad es una de las principales causas de fracaso en todos los ámbitos de la vida. El énfasis en la “autoridad” del liderazgo. El líder eficiente guía alentando y no tratando de infundir miedo en los corazones de sus seguidores. El líder que trata de impresionar a sus seguidores con su “autoridad”, pertenece a la categoría del liderazgo por la fuerza. Si alguien es un verdadero líder, no tendrá necesidad de anunciar ese hecho excepto por su buena conducta, su simpatía, comprensión, equidad, y demostrando que conoce su trabajo. El énfasis en el título. El líder competente no requiere de ningún “título” para tener el respeto de sus seguidores. El hombre que alardea de su título, generalmente tiene poco en qué enfatizar. Las puertas de la oficina de un verdadero líder están abiertas a todos los que deseen entrar, y su lugar de trabajo está libre de formalidad o de ostentación.

==========

Uno debe adoptar y seguir la fórmula “CCE”, que significa que la calidad, más la cantidad y el espíritu adecuado de cooperación, es igual a un servicio perfecto de ventas.

==========

Hay treinta razones principales para el fracaso,

==========

La falta de un propósito bien definido en la vida. No hay ninguna esperanza de éxito para la persona que no tiene un propósito central o una meta definida que quiera alcanzar. Noventa y ocho de cada cien personas a quienes he analizado no tenía este propósito. Esa fue quizá la causa principal de su fracaso.

==========

La falta de ambición para estar por encima de la mediocridad.

==========

Educación insuficiente. Esta es una desventaja que se puede superar con relativa facilidad. La experiencia ha demostrado que las personas mejor educadas son a menudo aquellas que se hicieron a pulso o son autodidactas

==========

La falta de autodisciplina. La disciplina se obtiene a través del auto-control.

==========

Mala salud. Ninguna persona puede disfrutar de un éxito excepcional sin una buena salud.

==========

Influencias ambientales desfavorables durante la niñez. “Si la rama está doblada, así mismo crecerá el árbol”. La mayoría de las personas que tienen tendencias criminales las adquieren como resultado de un entorno negativo y de asociaciones inapropiadas durante la infancia.

==========

La mayoría de nosotros fracasamos en la vida porque estamos esperando que llegue el “momento adecuado” para empezar a hacer algo que valga la pena. No espere. El tiempo nunca será “adecuado”. Comience donde esté y trabaje con las herramientas que tenga a su alcance; a medida que avance, encontrará mejores herramientas.

==========

Falta de perseverancia. La mayoría de nosotros somos buenos para empezar, pero no servimos para terminar aquello que comenzamos. Por otra parte, las personas son propensas a renunciar tras las primeras señales de derrota.

==========

Personalidad negativa. No hay ninguna esperanza de éxito para la persona que repele a los demás a través de una personalidad negativa.

==========

La falta de control del deseo sexual. La energía sexual es el más poderoso de todos los estímulos que mueven a las personas. Debido a que es la más poderosa de las emociones, debe ser controlada a través de la transmutación y canalizada por otras vías.

==========

El deseo incontrolable de “algo por nada”. El instinto del juego arrastra a millones de personas al fracaso.

==========

La falta de un poder de decisión bien definido. Los hombres que tienen éxito toman decisiones rápidamente, y si las cambian, lo hacen muy lentamente. Los hombres que fracasan toman decisiones con mucha lentitud y las cambian con rapidez.

==========

Selección errónea de una pareja en el matrimonio

==========

El exceso de precaución.

==========

Selección errónea de asociados en los negocios. Esta es una de las causas más comunes de fracaso en los negocios. En la comercialización de servicios personales, se debe tener gran cuidado en elegir un empleador que sea una inspiración y que también sea inteligente y exitoso.

==========

Selección errónea de una vocación. Ningún hombre puede tener éxito en un trabajo que no le guste.

==========

La falta de concentración en el esfuerzo. Los “toderos” rara vez son buenos en algo. Concentre todos sus esfuerzos en un objetivo principal definido.

==========

El hábito del gasto indiscriminado.

==========

La falta de entusiasmo. Sin entusiasmo no se puede ser convincente. Por otra parte, el entusiasmo es contagioso y la persona que lo tiene bajo control, es generalmente bienvenida en cualquier grupo de personas.

==========

Intolerancia. La persona con una mente “cerrada” en cualquier tema casi nunca progresa. La intolerancia significa que uno ha dejado de adquirir conocimientos.

==========

La falta de moderación. La modalidad más nociva de la falta de moderación está relacionada con la comida, las bebidas alcohólicas y las actividades sexuales. El exceso en cualquiera de ellas es fatal para el éxito.

==========

Incapacidad para cooperar con los demás.

==========

Tener un poder que no se ha adquirido mediante el propio esfuerzo. (Hijos e hijas de hombres ricos, y otros que heredan dinero que no ganaron). El poder en las manos de alguien que no lo adquirió con su propio esfuerzo suele ser fatal para el éxito. El enriquecimiento rápido es más peligroso que la pobreza.

==========

Deshonestidad intencional.

==========

El egoísmo y la vanidad.

==========

Adivinar en vez de pensar. La mayoría de las personas son demasiado indiferentes o perezosas como para adquirir información con el fin de pensar bien. Prefieren actuar basados en “opiniones” creadas por suposiciones o por juicios apresurados.

==========

La falta de capital. Esta es una causa común del fracaso entre aquellos que comienzan un negocio por primera vez, sin una reserva suficiente de capital para absorber el impacto de sus errores y para mantenerlo a flote

==========

Cuestionario de autoanálisis para el inventario personal ¿He alcanzado la meta que establecí como mi objetivo para este año? (Debe trabajar en un objetivo anual definido que debe lograr como parte de su objetivo principal en la vida). ¿He prestado servicios de la mejor calidad posible de la que fui capaz, o podría haber mejorado cualquier parte de este servicio? ¿He prestado servicios en la mayor cantidad posible de la que era capaz? ¿El espíritu de mi conducta ha sido armonioso y cooperativo en todo momento? ¿He permitido que el hábito de la dilación disminuya mi eficiencia? Y si es así, ¿en qué medida? ¿He mejorado mi personalidad, y en caso afirmativo, de qué manera? ¿He sido constante en seguir mis planes hasta el final? ¿He tomado siempre decisiones con rapidez y sin dudar? ¿He permitido que uno o más de los seis miedos básicos disminuya mi eficiencia? ¿He sido “demasiado cauteloso”, o “poco cauteloso”? ¿Mi relación con mis compañeros de trabajo ha sido agradable o desagradable? Si ha sido desagradable, ¿la culpa ha sido parcial o totalmente mía? ¿He disipado mi energía por la falta de concentración de esfuerzo? ¿He tenido una mentalidad abierta y tolerante en relación con todos los temas? ¿De qué manera he mejorado mi capacidad para prestar un servicio? ¿No he tenido moderación en alguno de mis hábitos? ¿He manifestado, abierta o secretamente, cualquier forma de egoísmo? ¿Mi conducta hacia mis compañeros los ha inducido a respetarme? ¿Mis opiniones y decisiones se han basado en conjeturas, o en análisis y pensamientos precisos? ¿He seguido el hábito de administrar mi tiempo, mis gastos y mis ingresos, y he sido conservador en estos presupuestos? ¿Cuánto tiempo he dedicado a esfuerzos inútiles que podría haber utilizado de mejor manera? ¿Cómo puedo volver a administrar mi tiempo y cambiar mis hábitos para ser más eficiente el año que viene? ¿He sido culpable de cualquier conducta que no fuera aprobada por mi conciencia? ¿De qué manera he prestado más y mejores servicios de lo que me pagaron? ¿He sido injusto con alguien, y si es así, en qué sentido? Si yo hubiera sido el comprador de mis propios servicios durante todo el año, ¿me sentiría satisfecho con mi compra? ¿Mi vocación es la adecuada? De no ser así, ¿por qué no? ¿El comprador de mis servicios está satisfecho con el servicio que he prestado? En caso contrario, ¿por qué no? ¿Cuál es mi calificación actual en los principios fundamentales del éxito? (Califíquese con sinceridad y con imparcialidad, y haga que la revise alguien que tenga el valor para hacerlo con objetividad).

==========

Sólo existe un método confiable de acumular y de poseer legalmente riquezas y es mediante la prestación de un servicio útil. No existe ningún sistema donde las personas puedan adquirir legalmente riquezas a través de la simple fuerza de los números, o sin dar a cambio un valor equivalente de una forma u otra.

==========

Las personas que no logran acumular dinero, sin excepción, tienen el hábito de tomar decisiones con mucha lentitud, y de cambiarlas rápidamente y con frecuencia.

==========

Las “opiniones” son los productos más baratos de la tierra. Todo el mundo tiene una multitud de opiniones listas para dárselas a quien las acepte. Si está influenciado por las “opiniones” de los demás cuando va a tomar decisiones, no tendrá éxito en ninguna empresa, y mucho menos en la transmutación de su propio deseo en dinero.

==========

Deseo, decisión, fe, perseverancia, equipo de trabajo, y planificación organizada.

==========

El pensamiento, cuando está respaldado por un fuerte deseo, tiene una tendencia a transmutarse en su equivalente físico.

==========

Los que toman decisiones con prontitud y sin dudar saben lo que quieren, y en general lo consiguen. Los líderes en todos los ámbitos de la vida deciden rápidamente y con firmeza. Esa es la razón principal por la que son líderes. El mundo tiene la costumbre de abrirle espacio al hombre cuyas palabras y acciones muestran que sabe a dónde va.

==========

La fuerza de voluntad y el deseo, cuando se combinan adecuadamente, son prácticamente invencibles.

==========

La facilidad con que se puede superar la falta de perseverancia dependerá por completo de la intensidad de su deseo.

==========

El punto de partida de todo logro es el deseo. Recuerde esto siempre. Los deseos débiles traen resultados débiles, así como una pequeña cantidad de fuego produce poco calor. Si ve que carece de perseverancia, esta debilidad podrá remediarse alimentando sus deseos con un fuego más fuerte.

==========

Todos sabemos que si uno no tiene perseverancia, no alcanzará un éxito notable en ninguna profesión.

==========

a.  Un propósito definido. Saber lo que uno quiere es el primer paso y, quizá, el más importante hacia el desarrollo de la perseverancia. Una motivación fuerte nos obliga a superar muchas dificultades. b.  Deseo. Es relativamente fácil adquirir y mantener la perseverancia en la consecución del objeto del deseo intenso. c.  Confianza en sí mismo. La creencia en la propia capacidad para llevar a cabo un plan lo anima a uno seguir con él a través de la perseverancia. (La confianza en sí mismo se puede desarrollar a través del principio descrito en el capítulo sobre la autosugestión.) d.  Planes definidos. Los planes organizados, aunque puedan ser débiles y poco prácticos, fomentan la perseverancia. e.  El conocimiento exacto. Saber que los planes de uno son sólidos y están basados en la experiencia o en la observación, estimula la perseverancia; “adivinar” en lugar de “saber” destruye la perseverancia. f.  Cooperación. La simpatía, la comprensión y la cooperación armoniosa con los demás tienden a fomentar la perseverancia. g.  La fuerza de voluntad. El hábito de concentrar los pensamientos en la elaboración de planes para alcanzar un propósito definido conduce a la perseverancia. h.  Hábito. La perseverancia es el resultado directo del hábito. La mente absorbe y se convierte en una parte de las experiencias diarias de las cuales se alimenta. El miedo, el peor de los enemigos, se puede curar por la repetición forzada de actos de valentía. Todos los que han estado en servicio activo en la guerra saben esto.

==========

Estos son los puntos débiles que deben superar todos aquellos que acumulan riquezas. El no reconocer y definir con claridad exactamente lo que uno quiere. La dilación, con o sin causa (por lo general, respaldada por un conjunto formidable de justificaciones y excusas). Falta de interés en la adquisición de conocimientos especializados. Indecisión, el hábito de “escurrir el bulto” en todas las ocasiones, en lugar de enfrentar los problemas (también respaldado por las excusas). El hábito de recurrir a las excusas en vez de crear planes definidos para la solución de problemas. La auto-satisfacción. Son pocos los remedios para esta aflicción, y quienes la padecen no tienen ninguna esperanza. La indiferencia, habitualmente reflejada en la voluntad de alguien para aceptar las circunstancias en todas las ocasiones, en lugar de enfrentar los obstáculos y luchar contra ellos. El hábito de culpar a otros por los propios errores y aceptar que las circunstancias desfavorables son inevitables. Debilidad de deseo, debido a la negligencia en la elección de los motivos que impulsan a la acción. La voluntad, o incluso la tendencia a claudicar a la primera señal de derrota (basada en uno o más de los seis temores básicos). Falta de planes organizados, consignados por escrito para poderlos analizar. El hábito de no insistir en las ideas propias, o de no aprovechar la oportunidad cuando se presenta. Querer en lugar de desear. El hábito de conformarse con la pobreza en lugar de aspirar a la riqueza. Ausencia general de ambición de ser, hacer y poseer. La búsqueda de todos los atajos hacia la riqueza, tratando de recibir sin dar un equivalente justo, reflejado por lo general en el hábito de juego, o en tratar de conseguir buenas gangas. El miedo a la crítica, el fracaso para crear planes y ponerlos en acción debido a lo que otras personas piensen, hagan o digan. Este enemigo pertenece a la parte superior de la lista, ya que existe generalmente en la mente subconsciente, donde su presencia no es reconocida

==========

Las personas se niegan a correr riesgos en los negocios porque temen a las críticas que puedan surgir si fracasan. El temor a la crítica en estos casos es más fuerte que el deseo de éxito.

==========

La única oportunidad en la que cualquiera puede darse el lujo de confiar, es en las oportunidades labradas por sí mismo. Éstas llegarán por medio de la perseverancia. El punto de partida es tener un propósito definido.

==========

Hay cuatro pasos sencillos que conducen al hábito de la perseverancia. No requieren una gran inteligencia, ningún grado particular de educación, y muy poco tiempo o esfuerzo. Los pasos necesarios son los siguientes: Un propósito definido, respaldado por un deseo ardiente para su cumplimiento. Un plan definido, expresado en una acción continua. Una mente blindada contra todas las influencias negativas y desalentadoras, incluyendo sugerencias negativas de parientes, amigos y conocidos. Una alianza amistosa con una o más personas que lo animen a uno a seguir adelante con su plan y su propósito.

==========

Si usted está realmente interesado en estudiar el extraño poder que le da potencia a la perseverancia, lea una biografía de Mahoma, en especial la de Essad Bey.

==========

Las ventajas económicas pueden ser creadas por cualquier persona que se rodee con el asesoramiento, los consejos y la cooperación de un grupo de personas dispuestas a ayudarle de todo corazón, en un espíritu de perfecta armonía.

==========

Un grupo de cerebros coordinados (o conectados) en un espíritu de armonía, proporcionarán más energía que el pensamiento de un solo cerebro, al igual que un grupo de baterías eléctricas proporcionarán más energía que una sola batería.

==========

“Los hombres adquieren la naturaleza, los hábitos y el poder del pensamiento de las personas con quienes se asocian en un espíritu de solidaridad y armonía”.

==========

Cualquier persona puede desear riquezas,

y la mayoría lo hace, pero sólo unos

pocos saben que un plan definido,

además de un deseo ardiente por la

riqueza, son los únicos medios confiables

para acumular riquezas.

==========

El hombre alcanza la condición de genio sólo cuando estimula su mente de modo que recurre a las fuerzas disponibles a través de la facultad creativa de la imaginación. El principal de los estímulos con los que se pueden mejorar estas vibraciones es por medio de la energía sexual. La mera posesión de esta energía no basta para producir un genio. La energía debe ser transmutada desde el deseo de contacto físico en alguna otra forma de deseo y acción antes de que alguien pueda elevarse a la categoría de genio.

==========

La mente humana responde a los estímulos, a través de los cuales puede “excitarse” a altos niveles de vibración, conocidos como entusiasmo, imaginación creativa, deseo intenso, etc. Los estímulos a los que la mente responde con mayor libertad son los siguientes: El deseo de expresión sexual. El amor. Un ardiente deseo de fama, poder, dinero o ganancia económica. La música. La amistad entre personas del mismo sexo, o del sexo opuesto. Una alianza en “equipo de trabajo” basada en la armonía de dos o más personas que se alían para el progreso espiritual o temporal. El sufrimiento mutuo, como el experimentado por las personas que son perseguidas. La autosugestión. El miedo. Los narcóticos y el alcohol.

==========

Tenía en su laboratorio lo que él llamaba su “sala de comunicación personal”. Era prácticamente insonorizada y podía oscurecerse por completo. Estaba equipada con una pequeña mesa en la que guardaba una libreta de papel para escribir. Frente a la mesa tenía un botón eléctrico que controlaba las luces. Cuando el doctor Gates quería utilizar las fuerzas que estaban a su disposición a través de su imaginación creativa, entraba a la sala, se sentaba en la mesa, apagaba las luces, se concentraba en los factores conocidos de la invención en la que estaba trabajando y permanecía en esa posición hasta que las ideas comenzaban a “destellar” en su mente en relación con los factores desconocidos de su invención. En una ocasión, las ideas acudieron tan rápido a él que se vio obligado a escribir durante casi tres horas seguidas.

==========

La mayoría de los hombres nunca aprenden que la urgencia del sexo tiene otras posibilidades mucho más importantes que el de la mera expresión física. La mayoría de los que hacen este descubrimiento, lo hacen después de haber desperdiciado muchos años en un período en que la energía sexual está en su apogeo, antes de los cuarenta y los cincuenta cinco años.

==========

El vendedor que sabe cómo quitarse de la cabeza el tema del sexo y dirigirlo en su esfuerzo de ventas con entusiasmo y determinación tanto como él lo aplicaría a su propósito original, habrá adquirido el arte de la transmutación del sexo, ya sea que lo sepa o no . La mayoría de los vendedores que transmutan su energía sexual lo hacen sin ser conscientes en absoluto de lo que están haciendo, o de cómo lo hacen.

==========

La mente es una criatura de hábitos: florece con los pensamientos dominantes.

==========

Los pensamientos de miedo y de pobreza, así como todos los negativos, sirven como estímulos a su mente subconsciente, a menos que domine estos impulsos y les de alimentos más deseables de los cuales se puedan alimentar.

==========

Sólo los pensamientos emocionalizados tienen una influencia activa sobre la mente subconsciente.

==========

Mi experiencia me ha enseñado que lo mejor después de ser verdaderamente grande es emular a los grandes a través del sentimiento y la acción tanto como sea posible.

==========

Estos nueve hombres fueron Emerson, Paine, Edison, Darwin, Lincoln, Burbank, Napoleón, Ford y Carnegie. Cada noche, durante un largo período de años, sostuve una conversación imaginaria con ese grupo al que llamé mis “consejeros invisibles”. El procedimiento fue el siguiente: justo antes de dormirme por la noche, cerraba los ojos y veía, en mi imaginación, a este grupo de hombres sentados conmigo alrededor de mi mesa de conferencias. Allí, no sólo tenía la oportunidad de sentarme entre quienes yo consideraba que era grandes, si no que en realidad yo dominaba el grupo al actuar como su presidente. Yo tenía un propósito muy definido en ejercitar mi imaginación a través de estas reuniones nocturnas. Mi propósito consistía en reconstruir mi propio carácter para que representara una combinación de los caracteres de mis consejeros imaginarios.

==========

Si quiere riquezas, determine la forma en qué las recibirá y cuánto necesita para sentirse satisfecho.

==========

Nada se interpone entre nosotros y nuestros deseos, a excepción de la falta de un propósito definido.

==========

Los síntomas del miedo a la pobreza INDIFERENCIA.  Comúnmente expresada a través de la falta de ambición; disposición a tolerar la pobreza, a aceptar cualquier compensación que la vida pueda ofrecer sin protestar, a la pereza mental y física, a la falta de iniciativa, de imaginación, de entusiasmo y de autocontrol. INDECISIÓN.  El hábito de permitir que otros piensen por uno. Mantenerse “al margen”. DUDAS.  Expresadas generalmente por medio de justificaciones y excusas diseñadas para encubrirse, rechazar con explicaciones, o disculpar los propios errores, a veces expresados en forma de envidia de los que tienen éxito, o criticándolos. PREOCUPACIÓN.  Generalmente se expresa mediante la búsqueda de faltas en los demás, la tendencia a gastar más de los ingresos percibidos, descuido del aspecto personal, renegar y fruncir el ceño; falta de moderación en el consumo de bebidas alcohólicas, a veces mediante el uso de narcóticos, nerviosismo, falta de equilibrio, auto-conciencia y falta de autosuficiencia. EXCESO DE PRECAUCIÓN.  El hábito de ver el lado negativo de todas las circunstancias, pensar y hablar de un posible fracaso en lugar de concentrarse en los medios para tener éxito. Conocer todos los caminos hacia el desastre, pero no buscar nunca planes para evitar el fracaso. Esperar “el momento adecuado” para empezar a poner ideas y planes en acción, hasta que la espera se convierte en un hábito permanente. Recordar a los que han fracasado, y olvidar a aquellos que han tenido éxito. Ver el agujero y no la rosquilla. Pesimismo, que conduce a la indigestión, evacuación deficiente, auto-intoxicación, mal aliento y mal carácter. DILACIÓN.  El hábito de dejar para mañana lo que se debería haber hecho el año pasado. Pasar tiempo buscando justificaciones y excusas para no hacer el trabajo. Este síntoma está estrechamente relacionado con el exceso de precaución, las dudas y la preocupación. La negativa a aceptar la responsabilidad cuando se pueda evitar. Voluntad para resignarse en lugar de luchar hasta el final. Resignarse a las dificultades en lugar de dominarlas y utilizarlas como trampolín hacia el progreso. Negociar un centavo con la vida, en lugar de exigirle prosperidad, opulencia, riquezas, alegría y felicidad.

==========

El temor a la crítica despoja al hombre de su iniciativa, destruye su poder de imaginación, limita su individualidad, le roba su autonomía, y le causa perjuicios en muchos otros sentidos.

==========

Los síntomas de temor a la crítica Este temor es casi tan universal como el temor a la pobreza, y sus efectos son fatales para la realización personal, sobre todo porque este miedo destruye la iniciativa y desalienta el uso de la imaginación. Los principales síntomas del miedo son: INSEGURIDAD.  Por lo general expresada a través de nerviosismo, timidez en la conversación y para reunirse con extraños, movimientos torpes de las manos y las extremidades, y mirada esquiva. FALTA DE CONFIANZA EN SÍ MISMO.  Expresada por la falta de control de la voz, nerviosismo en presencia de los demás, mala postura corporal y mala memoria. PERSONALIDAD.  Falta de firmeza en las decisiones, de encanto personal y de capacidad para expresar sus opiniones con claridad. El hábito de eludir los problemas en lugar de enfrentarlos directamente. Estar de acuerdo con los demás sin una evaluación cuidadosa de sus opiniones. COMPLEJO DE INFERIORIDAD.  El hábito de aprobarse a sí mismo por el boca a boca y por las acciones como una forma de encubrir un sentimiento de inferioridad. Usar “palabras sofisticadas” para impresionar a los demás (muchas veces sin saber su verdadero significado). Imitar a los demás en el vestir, el hablar y en las costumbres. Jactarse de logros imaginarios. Esto a veces da un aspecto de un sentimiento de superioridad. EXTRAVAGANCIA.  El hábito de tratar de “mantenerse al día con los que tienen más”, gastando más allá de sus ingresos. FALTA DE INICIATIVA.  No aprovechar las oportunidades para la autopromoción, miedo a expresar sus opiniones, falta de confianza en las propias ideas, dar respuestas evasivas a las preguntas formuladas por los superiores, indecisión en los modales y el lenguaje, el engaño en las palabras y los hechos.

==========

Se ha demostrado de manera muy convincente que el miedo a la enfermedad, incluso cuando no existe el menor motivo de temor, suele producir los síntomas físicos de la enfermedad temida.

==========

HIPOCONDRÍA.  El hábito de hablar de la enfermedad, de concentrar la mente en la enfermedad, y de esperar su aparición hasta que se produce un colapso nervioso. Ningún medicamento puede curar esta condición. Es provocada por el pensamiento negativo y sólo el pensamiento positivo puede efectuar una cura. La hipocondría (un término médico para las enfermedades imaginarias) se dice que en ciertas ocasiones hace tanto daño como podría hacerlo la enfermedad que se teme. La mayoría de los casos de “nervios” provienen de una enfermedad imaginaria.

==========

Síntomas del temor a la enfermedad Los síntomas de este temor casi universal son los siguientes:

==========

SUSCEPTIBILIDAD.  El miedo a la mala salud destruye la resistencia natural del organismo y crea una condición favorable para sufrir cualquier forma de enfermedad

==========

Hay pruebas abrumadoras de que la enfermedad comienza a veces en la forma de un impulso de pensamiento negativo.

==========

No nos preocupamos por las condiciones cuando hemos decidido seguir una línea definida de acción.

==========

Es prácticamente seguro que la persona que expresa verbalmente pensamientos negativos o destructivos experimentará los resultados de esas palabras, las cuales se le devolverán de una forma destructiva.

==========

Puede controlar su propia mente; tiene el poder de alimentar cualquier impulso de pensamiento que desee. Este privilegio también contiene la responsabilidad de utilizarlo de manera constructiva. Usted es el amo de su propio destino terrenal con tanta seguridad como tiene el poder de controlar sus propios pensamientos. Puede influir directamente en su entorno y controlarlo, haciendo de su vida lo que quiera que sea, o puede dejar de ejercer un privilegio que es suyo, para hacer que su vida esté sometida, lanzándose al océano de las “circunstancias” donde será arrastrado de aquí para allá como un tronco de madera por las olas del océano.

==========

Sin duda, la debilidad más común de todos los seres humanos es la costumbre de dejar su mente abierta a la influencia negativa de otras personas.

==========

Preguntas del autoanálisis ¿Se quejas con frecuencia porque se “siente mal”, y si es así, ¿cuál es la causa? ¿Ve defectos en otras personas a la menor provocación? ¿Comete errores con frecuencia en su trabajo, y si es así, por qué? ¿Es sarcástico y ofensivo en su conversación? ¿Evita deliberadamente la asociación con cualquier persona, y si es así, por qué? ¿Sufre de indigestión con frecuencia? Si es así, ¿cuál es la causa? ¿La vida le parece inútil y el futuro sin esperanza? Si es así, ¿por qué? ¿Le gusta su profesión? Si no es así, ¿por qué? ¿Siente autocompasión a menudo, y si es así, ¿por qué? ¿Es envidioso de los que se destacan más que usted? A qué le dedica más tiempo, ¿a pensar en el éxito o en el fracaso? ¿Está ganando o perdiendo la confianza en usted mismo a medida que envejece? ¿Aprende algo valioso de todos los errores? ¿Está permitiendo que algún pariente o conocido lo preocupe? Si es así, ¿por qué? ¿A veces está “en las nubes” y en otras ocasiones en el abismo de la desesperación? ¿Quién tiene la influencia más inspiradora sobre usted? ¿Cuál es la causa? ¿Tolera las influencias negativas o desalentadoras que podría evitar? ¿Ha descuidado su aspecto personal? Si es así, ¿cuándo y por qué? ¿Ha aprendido a “sofocar sus problemas” por estar demasiado ocupado como para ser molestado por ellos? ¿Se llamaría a usted mismo “debilucho” si permitiera que otros pensaran por usted? ¿Ha descuidado la limpieza interior hasta que la autointoxicación lo hace irritable y de mal humor? ¿Cuántos trastornos prevenibles lo molestan, y por qué los tolera? ¿Recurre al licor, a las drogas o al cigarrillo para “calmar los nervios”? Si es así, ¿por qué no recurre más bien a la fuerza de voluntad? ¿Hay alguien que “lo moleste”, y si es así, por qué razón? ¿Tiene un objetivo principal y definido, y si es así, ¿cuál es, y qué plan tiene para lograrlo? ¿Sufre de cualquiera de los seis miedos básicos? Si es así, ¿de cuáles? ¿Tiene un método para protegerse contra la influencia negativa de los demás? ¿Hace uso deliberado de la autosugestión para tener una mente positiva? ¿Qué es lo que más valora, sus posesiones materiales, o el privilegio de controlar sus propios pensamientos? ¿Es fácilmente influenciable por los demás en detrimento de su propio juicio? ¿Ha añadido hoy algo de valor a su conjunto de conocimientos o estado de ánimo? ¿Confronta directamente las circunstancias que lo hacen infeliz, o elude la responsabilidad? ¿Analiza todos sus errores y fracasos y trata de sacar provecho de ellos o, toma la actitud de que este no es su deber? ¿Puede nombrar tres de sus debilidades más perjudiciales? ¿Qué está haciendo para corregirlas? ¿Anima a otras personas a que le comenten sus preocupaciones? ¿Elige, a partir de sus experiencias cotidianas, las lecciones o influencias que lo ayuden en su desarrollo personal? ¿Su presencia tiene una influencia negativa sobre otras personas por regla general? ¿Qué hábitos lo molestan más de las personas? ¿Tiene sus propias opiniones o permite ser influenciado por otras personas? ¿Ha aprendido a crear un estado mental con el que puede protegerse contra todas las influencias deprimentes? ¿Su ocupación lo inspira con fe y esperanza? ¿Es consciente de poseer las fuerzas espirituales para permitirle mantener la mente libre de toda forma de miedo? ¿Su religión lo ayuda a mantener una mente positiva? ¿Siente que es su deber compartir las preocupaciones de otras personas? Si es así, ¿por qué? Si crees que “las aves del mismo plumaje vuelan juntas” ¿qué ha aprendido sobre usted mismo mediante el estudio de las amistades que atrae? ¿Qué relación, si hay alguna, ve entre las personas con las que se relaciona más estrechamente y cualquier infelicidad que pueda experimentar? ¿Podría ser posible que alguna persona a quien considere un amigo sea en realidad su peor enemigo, debido a la influencia negativa que ejerce en su mente? ¿Con qué parámetros juzga quién es útil y quién es perjudicial para usted? ¿Sus asociados íntimos son mentalmente superiores o inferiores a usted? ¿Cuánto tiempo de cada veinticuatro horas dedica a: a.  su ocupación? b.  dormir? c.  jugar y descansar? d.  adquirir conocimientos útiles? e.  perder el tiempo? ¿Quién de sus conocidos: a.  lo alienta más? b.  lo advierte más? c.  desalienta más? d.  lo ayuda más de otras maneras? ¿Cuál es su mayor preocupación? ¿Por qué la tolera? Cuando otros le ofrecen asesoramiento gratuito sin que se lo solicite, ¿lo acepta sin cuestionar o analiza el motivo? ¿Cuál es, por encima de todo, lo que más desea? ¿Tiene la intención de obtenerlo? ¿Está dispuesto a subordinar todos los demás deseos por éste? ¿Cuánto tiempo al día dedica a su adquisición? ¿Cambia de opinión con frecuencia? Si es así, ¿por qué? ¿Suele terminar todo lo que comienza? ¿Se impresiona fácilmente con los asuntos, títulos profesionales, grados universitarios o riquezas de otras personas? ¿Es fácilmente influenciable por lo que otras personas piensan o dicen de usted? ¿Le presta atención a las personas por su condición social o económica? ¿Quién cree que es la persona más grande que existe? ¿En qué sentido es esta persona superior a usted? ¿Cuánto tiempo ha dedicado a estudiar y responder a estas preguntas? (Se necesita por lo menos un día para el análisis y la contestación de la lista completa).

==========

Usted tiene el control absoluto sobre una sola cosa: sobre sus pensamientos.

==========

Si no puede controlar su propia mente, puedeestar seguro de que no controlará nada más.

==========

Para el beneficio de aquellos que buscan grandes riquezas, recordemos que prácticamente la única diferencia entre Henry Ford y la mayoría de los más de cien mil hombres que trabajaban para él, es esta: que Ford tenía una mente y la controlaba, y los otros tenían mentes que no trataban de controlar.

==========

Si yo tuviera el valor de verme tal como soy, descubriría cuál es mi problema y lo corregiría, y entonces podría tener la oportunidad de sacar provecho de mis errores y aprender algo de la experiencia de los demás, porque yo sé que hay algo malo en mí, o yo estaría ahora donde habría estado si hubiera pasado más tiempo analizando mis debilidades, y menos tiempo fabricando excusas para encubrirlas

==========

“Siempre me ha parecido un misterio por qué las personas pasan tanto tiempo engañándose deliberadamente a sí mismas mediante la creación de pretextos para encubrir sus debilidades. Si utilizaran esto de un modo diferente, bastaría para curar la debilidad, y entonces las excusas no serían necesarias”, dijo Elbert Hubbard.

COMPRÁ EL LIBRO!

DESCARGAR PDF DEL LIBRO PIENSE Y HAGASE RICO GRATIS

Share This