Resumen sobre Maestría, Robert Greene.

Maestría desmiente de muchos mitos sobre el genio, mostrando que cada uno de nosotros, sin importar su sexo, clase social o condición económica, lleva en su interior la semilla para ser un maestro si decide seguir el camino que lleva a la grandeza.

El gran peligro es que cedamos al aburrimiento, la impaciencia, el miedo y la confusión. Dejamos de observar y aprender.

==========

Si continuamos practicando, adquirimos fluidez; el dominio de las habilidades básicas nos permite aceptar retos nuevos y más emocionantes.

==========

Pero lo que lo sostuvo a lo largo de este prolongado proceso fue su pasión y sintonía con su tema.

==========

Una pasión o predilección de juventud, un encuentro casual que les permite descubrir cómo aplicar esa pasión y un aprendizaje en el que cobran vida gracias a su concentración y energía.

==========

Esta intensa afinidad y ambición les permite soportar las penalidades propias del procedimiento: desconfianza en sí mismos, tediosas horas de práctica y estudio, reveses inevitables, pullas incesantes de los envidiosos. Desarrollan una seguridad y capacidad de recuperación de las que otros carecen.

==========

Lo que separa a quienes dominan un campo de los muchos que sencillamente ejercen un empleo es una cualidad emocional. El nivel de nuestro deseo, paciencia, persistencia y seguridad termina por desempeñar en el éxito un papel mucho más importante que la posesión de facultades mentales extraordinarias.

==========

Segundo, debes convencerte de esto: la gente tiene la mente y calidad de cerebro que se merece, por sus actos en la vida.

==========

Quien nace con un talento, o para un talento, ¡ha de hallar sin duda en él la más placentera de las ocupaciones!

==========

Comprende lo siguiente: para dominar un campo tienes que amar su contenido y sentir una profunda afinidad con él.

==========

Comprende lo siguiente: para dominar un campo tienes que amar su contenido y sentir una profunda afinidad con él. Tu interés debe trascender el campo mismo y rayar en lo religioso. En el caso de Einstein no fue la física, sino una fascinación con las fuerzas invisibles que rigen el universo;

==========

Tu estrategia debe ser doble: primero, date cuenta lo más pronto posible de que has elegido una carrera por razones equivocadas, antes de que tu seguridad en ti mismo se vea afectada. Y segundo, rebélate

==========

Tu estrategia debe ser doble: primero, date cuenta lo más pronto posible de que has elegido una carrera por razones equivocadas, antes de que tu seguridad en ti mismo se vea afectada. Y segundo, rebélate contra las fuerzas que te alejaron de tu verdadero camino.

==========

De ti depende anticipar los cambios en tu profesión. Adapta tu tarea en la vida a las circunstancias. No te aferres a formas pasadas de hacer las cosas, porque esto garantizará tu rezago y pagarás las consecuencias. Sé flexible y busca adaptarte siempre.

==========

No abandones las habilidades y experiencia que ya has adquirido; busca una forma nueva de aplicarlas.

==========

Los conocimientos prácticos son la mercancía suprema, que te pagará dividendos por décadas, muy superiores al mezquino aumento de sueldo que podrías recibir en un puesto aparentemente lucrativo que te ofrezca pocas oportunidades de aprendizaje

==========

Los tres pasos esenciales de tu aprendizaje, los cuales se empalman entre sí. Esos pasos son: observación profunda (el modo pasivo), adquisición de habilidades (el modo práctico) y experimentación (el modo activo).

==========

Si impresionas a la gente en esos primeros meses, debería ser a causa de la seriedad de tu deseo de aprender, no porque pretendas llegar a la cima antes de estar preparado para ello.

==========

Reduce cuanto puedas esas aptitudes a algo simple y esencial, el núcleo de aquello para lo que debes ser bueno, habilidades que puedes practicar.

==========

Cuanto más hablamos y practicamos, más fluidos somos. Si llevas esto más lejos, entrarás en un ciclo de rendimientos acelerados, en el que la práctica se vuelve más fácil e interesante, lo que te hace capaz de practicar más horas, incrementa tu nivel de habilidad y aumenta más todavía el interés de practicar. Arribar a este ciclo es una meta que debes fijarte,

==========

Segundo, las etapas iniciales de adquisición de una habilidad implican invariablemente tedio. Pero en vez de evitar este ineludible aburrimiento, acéptalo. El dolor y el hastío que experimentamos en la etapa inicial del aprendizaje de una habilidad fortalece nuestra mente, a la manera del ejercicio físico.

==========

La mayoría de la gente espera demasiado para dar este paso, generalmente por miedo. Siempre es más fácil aprender las reglas y permanecer en tu zona de confort. Pero a menudo debes obligarte a iniciar esos actos o experimentos antes de creerte preparado para hacerlo.

==========

El futuro pertenece a quienes adquieren más habilidades y las combinan en formas creativas.

==========

En este mundo no harás nada que valga la pena si no empiezas por desarrollarte y transformarte a ti mismo.

==========

Valora el aprendizaje más que el dinero

==========

Sé implacable en la búsqueda de nuevos horizontes. Cada vez que sientas instalarte en un círculo, sacúdete y busca nuevos desafíos,

==========

Comprende: cuando te incorporas a un entorno nuevo, tu tarea debe ser aprender y asimilar lo más posible. Con ese propósito debes tratar de recuperar una sensación infantil de inferioridad, la impresión de que los demás saben mucho más que tú y que dependes de ellos para aprender y desenvolverte sin problemas en tu aprendizaje.

==========

Cuando se trata de dominar una habilidad, el tiempo es el ingrediente mágico. Partiendo del supuesto de que tu práctica avanza en forma estable, al cabo de días y semanas ciertos elementos de esa habilidad se fijan en ti. Interiorizas poco a poco la habilidad, hasta volverla parte de tu sistema nervioso. Tu mente ya no se atasca en los detalles, sino que puede ver el panorama. La sensación es milagrosa y la práctica te llevará a ese punto, sea cual fuere el nivel de talento con que hayas nacido

==========

Resiste la tentación de relajar tu concentración. Aprende a sumergirte en la práctica con el doble de intensidad, multiplicando por dos tu atención. Sé lo más creativo que puedas al idear tus rutinas. Inventa ejercicios que pongan en juego tus debilidades.

==========

Una vez que adquirimos experiencia en algún aspecto de esta habilidad (por lo general en aquel que nos resulta más sencillo), preferimos practicar este elemento una y otra vez. Nuestra habilidad se sesga por el hecho de eludir nuestras debilidades.

==========

El fracaso repetido acendrará tu espíritu y te indicará con absoluta claridad cómo hacer las cosas. Hacer todo bien al primer intento es en realidad una desgracia, porque dejarás de cuestionar el factor suerte y creerás ser bueno para todo.

==========

Hemos de hacernos sin cesar estas preguntas: ¿cómo funcionas las cosas?, ¿qué decisiones hay que tomar?, ¿cómo interactúa el grupo? Completando de esta forma nuestros conocimientos, seremos más sensibles a la realidad y más capaces de alterarla.

==========

Evita la trampa de una profesión fija. No sabes dónde te llevará todo esto, pero aprovecha al máximo la amplia disponibilidad de información, los conocimientos a tu alcance sobre las aptitudes más diversas.

==========

No vas sin rumbo fijo porque temas comprometerte, sino porque amplías tu base de habilidades y posibilidades. En determinado momento, cuando estés listo para establecerte, ideas y oportunidades se te presentarán por sí solas. Cuando esto suceda, todas las habilidades que has acumulado resultarán invaluables. Serás un maestro para combinarlas de modos excepcionales, acordes con tu individualidad.

==========

El deseo mismo de buscar atajos te descalifica expresamente para cualquier tipo de maestría.

==========

Es como derribar un árbol enorme de circunferencia inmensa: no lo lograrás con un golpe de tu hacha. Pero si no cesas de golpear, y no desistes, en algún momento se vendrá bajo, quiéralo o no. Llegada la ocasión, reúne a cuanta gente puedas y págale para que lo levante, pero no lo conseguirá. El árbol seguirá cayendo al suelo. […] Mas si el leñador se detuviese después de uno o dos golpes de su hacha para preguntar al tercer hijo del señor Chang: “¿Por qué no cae este árbol?”, y luego de tres golpes o más se detuviera de nuevo para preguntar al cuarto hijo del señor Li: “¿Por qué no cae este árbol?”, jamás logrará derribarlo. Lo mismo puede decirse de quien practica el Camino. –MAESTRO ZEN HAKUIN

==========

Comprende: lo único que debe importarte en las etapas iniciales de tu carrera es adquirir conocimientos prácticos del modo más eficiente posible. Con este propósito, en la fase de aprendizaje necesitarás mentores cuya autoridad reconozcas y a quienes te sometas. Admitir esa necesidad no dice nada esencial de ti, sino sólo de tu condición temporal de debilidad, que tu mentor te ayudará a superar.

==========

En cualquier caso, tal vez tengas varios mentores durante la vida, como peldaños en el camino a la maestría. En cada fase de tu existencia debes hallar los maestros apropiados, obtener de ellos lo que deseas, seguir adelante y no sentir vergüenza por ello.

==========

Mientras escuchamos e incorporamos las ideas de nuestros mentores, debemos cultivar poco a poco cierta distancia de ellos. Comenzamos adaptando delicadamente sus ideas a nuestras circunstancias, alterándolas para que encajen en nuestro estilo e inclinaciones

==========

En estas circunstancias, tendrás que ser tu propio maestro y mentor. Fuérzate a aprender de todas las fuentes posibles. Lee más libros que quienes tienen una educación formal y vuelve esto un hábito de por vida. Tanto como sea posible, intenta aplicar tus conocimientos a alguna especie de experimento o práctica.

==========

“Vive y deja vivir”. […] Indignarse por la conducta [de la gente] es tan absurdo como enojarse con una piedra por cruzarse en tu camino. Y en muchos casos, lo más prudente que puedes hacer es usar a aquellas personas a las que no puedas modificar.

==========

En teoría, hoy todos poseemos las herramientas naturales –empatía, pensamiento racional– necesarias para poseer una comprensión suprema de los demás seres humanos.

==========

Para ser realmente encantador y socialmente eficaz tienes que comprender a la gente, y para comprenderla debes salir de ti mismo y sumergirte en su mundo.

==========

Comprende: continuarás teniendo problemas para alcanzar inteligencia social hasta que entiendas que tu visión de la gente está dominada por la perspectiva ingenua. Siguiendo el ejemplo de Franklin, podrás alcanzar esa conciencia revisando tu pasado y prestando particular atención a las batallas, errores, tensiones o decepciones en el frente social. Si ves esos hechos a través del cristal de la perspectiva ingenua, sólo te fijarás en lo que los demás te hicieron: los malos tratos que soportaste de su parte, las ofensas o heridas que sentiste. Invierte esto y comienza por ti: cómo fue que viste en los demás cualidades que no poseían, o por qué ignoraste las señales del lado oscuro de su naturaleza. De este modo podrás ver claramente la discrepancia entre tus ilusiones acerca de cómo son ellos y la realidad, así como el papel que tú mismo desempeñaste en la forja de esa discrepancia. Si analizas las cosas con suficiente atención, a menudo podrás percibir en tu relación con jefes o superiores una reproducción de la dinámica familiar de tu niñez, la idealización o satanización que se ha vuelto habitual en ti.

==========

Aprende a prestar menos atención a las palabras de los demás y más a su tono de voz, su mirada y su lenguaje corporal, señales todas ellas que podrían revelar un nerviosismo o emoción no verbalmente expresado.

==========

Si tratas con personas inseguras, muestra gran interés en su trabajo e incluso busca su consejo. Ten cuidado de no presumir tus éxitos y atribúyelos de ser necesario a tu buena suerte.

==========

Al involucrar a otras personas en tus proyectos y aceptar de buena gana sus observaciones, relevas tu comodidad con la dinámica del grupo.

==========

En esencia, su imagen pública se volvió otra forma de arte: un material que ella podía forjar y transformar de acuerdo con sus necesidades y deseos.

COMPRÁ EL LIBRO!

DESCARGAR EL PDF DEL LIBRO MAESTRIA GRATIS

Share This