Resumen El Alquimista – Paulo Coelho

Frases del Alquimista. Libro de superación y crecimiento personal, inteligencia emocional y autoconocimiento.

«Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que hace que la vida sea interesante»,

==========

Cuando vemos siempre a las mismas personas terminamos haciendo que pasen a formar parte de nuestras vidas. Y como ellas forman parte de nuestras vidas, pasan también a querer modificar nuestras vidas. Y si no somos como ellas esperan que seamos, se molestan. Porque todas las personas saben exactamente cómo debemos vivir nuestra vida. Y nunca tienen idea de cómo deben vivir sus propias vidas.

==========

De la incapacidad que las personas tienen para escoger su propio destino. Y termina haciendo que todo el mundo crea la mayor mentira del mundo.

Cuál es la mayor mentira del mundo? —indagó, sorprendido, el muchacho. —Es ésta: en un determinado momento de nuestra existencia, perdemos el control de nuestras vidas, y éstas pasan a ser gobernadas por el destino. Ésta es la mayor mentira del mundo.

==========

Leyenda Personal. —Es aquello que siempre deseaste hacer. Todas las personas, al comienzo de su juventud, saben cuál es su Leyenda Personal. En ese momento de la vida todo se ve claro, todo es posible, y ellas no tienen miedo de soñar y desear todo aquello que les gustaría hacer en sus vidas. No obstante, a medida que el tiempo va pasando, una misteriosa fuerza trata de convencerlas de que es imposible realizar la Leyenda Personal.

==========

Cundo quieres algo, todo el Universo conspira para que realices tu deseo.

==========

Dios escribió en el mundo el camino que cada hombre debe seguir. Sólo hay que leer lo que Él escribió para ti.

==========

El secreto de la felicidad está en mirar todas las maravillas del mundo, pero sin olvidarse nunca de las dos gotas de aceite en la cuchara

==========

Ahora que los conozco, y que conozco mis inmensas posibilidades, me sentiré aún peor de lo que me sentía antes. Porque sé que puedo tenerlo todo, y no lo quiero.

==========

«Nunca desistas de tus sueños —había dicho el viejo rey—. Sigue las señales.»

==========

Era el lenguaje del entusiasmo, de las cosas hechas con amor y con voluntad, en busca de algo que se deseaba o en lo que se creía.

==========

Había trabajado un año entero para realizar un sueño y cada minuto que pasaba ese sueño iba perdiendo importancia. Quizá porque no era su sueño.

==========

«Sé por qué quiero volver a mis ovejas. Yo ya las conozco; no dan mucho trabajo, y pueden ser amadas. No sé si el desierto puede ser amado, pero es el desierto que esconde mi tesoro.

==========

«Cuanto más se aproxima uno al sueño, más se va convirtiendo la Leyenda Personal en la verdadera razón de vivir»,

==========

Cuando deseas algo con todo tu corazón, estás más próximo al Alma del Mundo. Es una fuerza siempre positiva

==========

»Sólo los persistentes, sólo aquellos que investigan mucho, son los que consiguen la Gran Obra.

==========

Porque las personas se fascinan con pinturas y palabras y terminan olvidando el Lenguaje del Mundo.

==========

Cuanto más se acercaba a su sueño, más difíciles se tornaban las cosas. Ya no funcionaba aquello que el viejo rey había llamado «suerte del principiante». Lo único que él sabía que funcionaba era la prueba de la persistencia y del coraje de quien busca su Leyenda Personal. Por eso no podía apresurarse, ni impacientarse.

==========

Siempre existe en el mundo una persona que espera a otra, ya sea en medio del desierto o en medio de una gran ciudad. Y cuando estas personas se cruzan y sus ojos se encuentran, todo el pasado y todo el futuro pierde su importancia por completo, y sólo existe aquel momento y aquella certeza increíble de que todas las cosas bajo el sol fueron escritas por la misma Mano. La Mano que despierta el Amor, y que hizo un alma gemela para cada persona que trabaja, descansa y busca tesoros bajo el sol.

==========

El miedo a fallar fue lo que me impidió intentar la Gran Obra hasta hoy. Es ahora cuando estoy empezando lo que debería haber comenzado diez años atrás. Pero me siento feliz de no haber esperado veinte años para esto.

==========

Es en el presente donde está el secreto; si prestas atención al presente, podrás mejorarlo. Y si mejoras el presente, lo que sucederá después también será mejor.

==========

El coraje es el don más importante para quien busca el Lenguaje del Mundo.

==========

El Amor nunca impide a un hombre seguir su Leyenda Personal. Cuando esto sucede, es porque no era el verdadero Amor, aquel que habla el Lenguaje del Mundo.

==========

—Sólo existe una manera de aprender —respondió el Alquimista—. A través de la acción. Todo lo que necesitabas saber te lo enseñó el viaje.

==========

—Escucha a tu corazón. Él lo conoce todo, porque proviene del Alma del Mundo, y un día retornará a ella.

==========

Por qué hemos de escuchar al corazón? —preguntó el muchacho cuando acamparon aquel día. —Porque donde él esté es donde estará tu tesoro. —Mi corazón está muy agitado —dijo el chico—. Tiene sueños, se emociona y está enamorado de una mujer del desierto. Me pide cosas y no me deja dormir muchas noches, cuando pienso en ella. —Eso es bueno. Quiere decir que está vivo. Continúa escuchando lo que tenga que decirte.

==========

—Mi corazón es traicionero —dijo el muchacho al Alquimista cuando pararon para dejar descansar un poco a los caballos—. No quiere que yo siga adelante. —Eso es una buena señal —respondió el Alquimista—. Prueba que tu corazón está vivo. Es natural que se tenga miedo de cambiar por un sueño todo aquello que ya se consiguió. —Entonces, ¿para qué debo escuchar a mi corazón? —Porque no conseguirás jamás mantenerlo callado. Y aunque finjas no escuchar lo que te dice, estará dentro de tu pecho repitiendo siempre lo que piensa sobre la vida y el mundo. —¿Aunque sea traicionero? —La traición es el golpe que no esperas. Si conoces bien a tu corazón, él jamás lo conseguirá. Porque tú conocerás sus sueños y sus deseos, y sabrás tratar con ellos. Nadie consigue huir de su corazón. Por eso es mejor escuchar lo que te dice. Para que jamás venga un golpe que no esperas.

==========

«Aunque proteste un poco —decía su corazón— es porque soy un corazón de hombre, y los corazones de hombre son así. Tienen miedo de realizar sus mayores sueños porque consideran que no los merecen, o no van a conseguirlos. Nosotros, los corazones, nos morimos de miedo sólo de pensar en los amores que partieron para siempre, en los momentos que podrían haber sido buenos y que no lo fueron, en los tesoros que podrían haber sido descubiertos y se quedaron para siempre escondidos en la arena. Porque cuando esto sucede, terminamos sufriendo mucho.»

==========

«Cada momento de búsqueda es un momento de encuentro —dijo el muchacho a su corazón—. Mientras busqué mi tesoro, todos mis días fueron luminosos, porque yo sabía que cada momento formaba parte del sueño de encontrar. Mientras busqué este tesoro mío, descubrí por el camino cosas que jamás habría soñado encontrar, si no hubiese tenido el valor de intentar cosas imposibles para los pastores.»

==========

Le dijo que todo hombre feliz era un hombre que llevaba a Dios dentro de sí.

==========

»Siempre, antes de realizar un sueño, el Alma del Mundo decide comprobar todo aquello que se aprendió durante el camino. Hace esto no porque sea mala, sino para que podamos, junto con nuestro sueño, conquistar también las lecciones que aprendimos mientras íbamos hacia él. Es el momento en el que la mayor parte de las personas desiste. Es lo que llamamos, en el lenguaje del desierto, morir de sed cuando las palmeras ya aparecieron en el horizonte. »Una búsqueda comienza siempre con la Suerte del Principiante. Y termina siempre con la Prueba del Conquistador. El muchacho se acordó de un viejo proverbio de su tierra. Decía que la hora más oscura era la que venía antes del nacimiento del sol.

==========

Cuando tenemos los grandes tesoros delante de nosotros, nunca los reconocemos. ¿Y sabes por qué? Porque los hombres no creen en tesoros.

==========

—Los ojos muestran la fuerza del alma.

==========

Sólo una cosa hace que un sueño sea imposible: el miedo a fracasar.

==========

Cuando buscamos ser mejores de lo que somos, todo a nuestro alrededor se vuelve mejor también.

==========

Porque cuando amamos, siempre deseamos ser mejores de lo que somos.

COMPRÁ EL LIBRO!

DESCARGAR PDF DE EL ALQUIMISTA GRATIS.

Share This